domingo, 7 de diciembre de 2014

La cuestión catalana es, en este momento, el conflicto más grave que tiene España, porque las consecuencias de la independencia de Cataluña serían catastróficas para nuestro país en todos los aspectos. En un momento en que los nacionalistas catalanes se han quitado las caretas y pretenden abiertamente romper el estado de derecho para lograr su objetivo final, es necesario salir al paso de la continua intoxicación que ha estado produciendo el mundo nacionalista en Cataluña desde la Transición.
“Una alemana en la corte de Artur Mas” denuncia, a través de su relato, las trampas, sofismas, tergiversaciones, cuando no  abiertas mentiras, que los independentistas han estado diseminando con una potente maquinaria de agitación y propaganda, alimentada con ingentes recursos desde el poder autonómico y local, a lo largo de todos estos años.
Al igual que el protagonista de la novela de Mark Twain “Un yanqui en la corte del rey Arturo”, Ilse, la amiga alemana del autor, no entiende nada de lo que le cuentan los independentistas y, cuando compara sus historias con lo que sucede en Alemania, piensa que está haciendo un viaje regresivo en el tiempo.
Las certeras contestaciones, datos y argumentos que opone la alemana a sus interlocutores nacionalistas, complementadas por las aportaciones del autor, constituyen un manual de respuestas a las falacias que son lanzadas sin descanso por cualquier medio en Cataluña, al grito de “ara es l’hora”.